Skip to content

Construyendo comunidades más capaces a través de la educación digital

El problema

Los bancos y los sistemas financieros se comprometen a servir las necesidades de bienestar de la comunidad y hacerlo proporcionando financiamiento y soluciones para abordar las graves preocupaciones de la economía familiar.

Las evaluaciones de necesidades económicas en todo el país apuntan a la baja capacidad para ahorrar como un área de enfoque crítico. Banco Pacífico se centra en abordar esta crisis de poder adquisitivo a nivel local para hacer una diferencia en las comunidades.

“Un país para transformarse, para salir adelante, para crecer cualitativa y cuantitativamente, necesita ahorrar; porque el ahorro genera inversión, y los países necesitan de mucha inversión para poder crecer”, manifestó Efraín Vieira Herrera, Presidente Ejecutivo de Banco Pacífico. 

La solución

Banco Pacífico se asoció con Moi Aprendizaje Social para proporcionar educación financiera digital para la juventud en nivel de educación básica. Considerando la importancia del ahorro para la familia ecuatoriana, proporcionar a los estudiantes un recurso basado en la evidencia era una alta prioridad. 

Debido a que el liderazgo y el personal de Banco Pacífico se preocupan por el bienestar de los ecuatorianos y sus familias, la solución Mi Aula BdP fue creada para poder proporcionar recursos adicionales y ayudar a cumplir una crítica necesidad en la comunidad.

Los contenidos provistos adoptan un enfoque proactivo y positivo para capacitar a los estudiantes con el conocimiento y las habilidades para garantizar decisiones saludables sobre el manejo del dinero y el ahorro. 

La plataforma es una extensión del importante trabajo que realiza el banco para apoyar la educación financiera comunitaria. La plataforma digital permite al Banco Pacífico involucrar a los estudiantes y la comunidad en este tema, ayudándolos a prepararse para manejar su propia economía.  Los recursos en la plataforma también dirigen a los estudiantes a agencias locales de Banco Pacífico para apoyo.

¿Cómo Mi Aula BdP faculta a los estudiantes de básica para tomar decisiones seguras con respecto al ahorro?

El formato digital de la plataforma la hace más accesible. Los niños y jóvenes de hoy están muy cómodos desenvolviéndose en ese mundo. Esperamos que programas como este ayuden a reducir el estigma en torno a la planificación financiera y así ayudar a las personas a darse cuenta de que este es un problema en cada comunidad.

El impacto

Como parte de su programa mi Banco Banco, el Banco Pacífico ha proporcionado recursos digitales para escuelas públicas y privadas en todas las provincias del Ecuador con escuelas adicionales en provincias de Perú y Colombia. 

Banco Pacífico está demostrando su fuerte compromiso con la comunidad y con los legisladores locales y nacionales. Su participación les permite contar una historia poderosa y les brinda la oportunidad de tomar medidas concretas patrocinando la educación financiera en las escuelas. La inversión demuestra que Banco Pacífico es un líder en este tema vital.

Viendo hacia adelante Banco Pacífico está explorando asociaciones adicionales para traer este programa digital a más comunidades en sus regiones. También esperan ampliar su compromiso para incluir otros temas de educación financiera como las inversiones y los créditos. Banco Pacífico se enorgullece de su compromiso de abordar este importante problema y de la calidad del programa de educación digital desarrollado por Moi para estudiantes y educadores.

“En Banco Pacífico, estamos comprometidos a demostrar cuánto importan nuestros niños a este mundo en todo lo que hacemos en nuestras instalaciones y en nuestras comunidades. No puedo pensar de una mejor manera que invertir en ellos a través de la educación financiera. Tenemos una oportunidad de marcar una diferencia en la vida de los niños que puede afectarlos durante décadas. La proyección vanguardista e Internacional del Banco Banco queda afianzada a través de soluciones, que ofrecen a las personas transformar sus micro ahorros diarios en grandes montos a fin de mes, incentivando así, una cultura de ahorro que les permita alcanzar sus sueños.”

No hay límite para el bien que podemos hacer con la responsabilidad social corporativa.